PRINCIPALES CONSECUENCIAS DE LA PREMATUREZ

Los bebes prematuros nacen antes de que sus cuerpos y órganos hayan madurado completamente. Estos bebes suelen ser pequeños, con bajo peso al nacer, y pueden necesitar ayuda para respirar, alimentarse, y mantener la temperatura corporal. Los bebes más vulnerables son los prematuros severos, es decir, aquellos que nacen antes de las 28 semanas de gestación. Es posible que muchos de sus órganos no estén preparados para la vida fuera del útero materno y quizá estén demasiado inmaduros como para funcionar de manera adecuada.

Las posibles consecuencias de la prematurez en los bebes son:

:: Mortalidad. 
:: Inmadurez en todos sus órganos, que mayor gravedad tendrá es cuanto menos edad gestacional y peso tenga.
:: Falta de oxigenación y daño cerebral.
:: Mayor riesgo de infección. 
:: Enterocolitis necrotizante.
:: Hemorragia cerebral.
:: Sordera.
:: Ceguera.
:: Incapacidad de regular adecuadamente la temperatura corporal.
:: Mayor probabilidad de parálisis cerebral.
:: Mayor frecuencia de bronquiolitis, dificultades respiratorias y diarrea.
:: Mayor probabilidad de tener secuelas definitivas en la vida adulta.

PREVENCIÓN DE LA PREMATUREZ

El control del embarazo es un factor determinante para evitar nacimientos prematuros y bebes con bajo peso al nacer. En las consultas prenatales se controla la salud de la madre y del feto. Dado que la nutrición y el aumento de peso maternos están vinculados con el aumento de peso fetal y el peso al nacer, es fundamental seguir una dieta saludable y aumentar de peso durante el embarazo. El control del embarazo también es importante para identificar problemas y estilos de vida que pueden aumentar los riesgos de trabajo de parto y parto prematuros.
Todas las mujeres necesitan controlar su embarazo, ya sean jóvenes o mayores, madres primerizas o madres que ya van por su quinto bebe, los cuidados prenatales regulares durante el embarazo son un beneficio para todas las futuras mamás. Las mujeres que controlan su embarazo tienen bebes más sanos y menos probabilidades de tener un parto prematuro.
Un típico plan de cuidados prenatales para una mujer con un embarazo normal consiste en:

:: 1 visita al mes entre las semanas 4 y 28 de gestación.
:: 2 visitas al mes entre las semanas 28 y 36 de gestación.
:: 1 visita semanal desde la semana 36 de gestación hasta el momento del parto.

Es posible que las mujeres con enfermedades crónicas (hipertensión arterial, diabetes o nefropatías) o un embarazo de alto riesgo tengan que consultar a su médico con más frecuencia.

 
 
 
 
 
 
FUNDACIÓN ÁLVAREZ - CALDEYRO BARCIA | Bulevar Artigas 1550 · T. 2708 1033 · F. 2708 1334 · facb@facb.org.uy